Opinión

Vacunagate

Jorge Chávez
Imágenes POR
Camilo Calderón
2021-03-15

Todo empezó con una denuncia periodística el 10 de febrero en la que se dijo que Martín Vizcarra, expresidente constitucional del Perú, habría recibido una de las vacunas Sinopharm contra el COVID19 antes de iniciar la vacunación oficial en Perú. ¿La fuente? Carlos Paredes, ex de Mechita Aráoz, quien pensó ser presidenta del Congreso aprofujimorista disuelto constitucionalmente el 30 de setiembre de 2019. ¿El primero en difundirlo? Beto Ortiz, quien afirmó falsamente el 9 de febrero que Chile vacunaba a raudales a todos los extranjeros que viajasen allá. Ese papelón hizo que los chilenos decidan solo vacunar a extranjeros residentes o con visas, excluyendo a los ilegales

Si bien hay una evidente animosidad de Paredes y Ortiz a Vizcarra, la denuncia fue real en este caso. Vizcarra en su defensa afirmó que fue parte de un ensayo clínico. La universidad Cayetano Heredia desmintió esa versión y sostuvo que el expresidente nunca fue parte del mismo y remarcó que recibieron un lote que era para los profesionales que experimentaban con la vacuna, distinto de los lotes de placebos y vacunas para el ensayo clínico. O sea, Vizcarra se saltó la cola con un lote de vacunas que tenía un uso claro.

No fue solo Vizcarra sino también 487 personas que aparecieron como “invitados”, “consultores” o “entorno cercano” para vacunarse irregularmente entre el 9 de setiembre de 2020 y este 13 de febrero. Además de la esposa y el hermano de Vizcarra, están involucradas las exministras Mazzetti (Salud) y Astete (Relaciones Exteriores), funcionarios del gobierno, principalmente del Ministerio de Salud y de la Cancillería, y del comité de expertos como Ciro Maguiña (vicedecano del Colegio Médico del Perú).


Mazzetti puso el hombro por el Perú. No lo dudamos. Fuente: Gestión

¿Otros nombres? La lista es enorme así que estas son algunas muestras: los rectores de las universidades Cayetano Heredia y San Marcos, Luis Varela y Orestes Cachay, respectivamente. El investigador a cargo, Germán Málaga y su hija. También el nuncio apostólico, Nicola Girasoli. Otros casos más que son llamativos: Cecilia Blume, lobbista apreciada por los grandes medios; y César Loo Cárdenas, dueño del chifa Royal. 

Y la gente relacionada a la oposición no se quedó atrás. Alejandro Aguinaga (médico de Alberto Fujimori y candidato del fujimorismo al Congreso) y su esposa. Francesca Ginocchio Cueva (estudiante de Medicina e hija de Rosana Cueva, conductora periodística de Panorama y mordaz opositora a Vizcarra y Sagasti). Manuel Cedano Guadiamos (pareja de Tania Rodas, congresista de APP en La Libertad y candidata por ese partido al Parlamento Andino).

Manuel Cedano Guadiamos y Tania Rodas. Felices antes de la vacuna. Fuente: La República

Tres casos rayaron en el ridículo. Uno: Rodas no encontró mejor forma de deslindar de Cedano Guadiamos que decir que se sentía “traicionada” por la actitud de su pareja sentimental, afirmar que no estaba casada con él y mencionar a la esposa e hijas de su pareja. Dos: Germán Málaga, jefe de los ensayos clínicos de la Cayetano Heredia dijo que vacunaron a Loo Cárdenas, del restaurante Royal, porque “la delegación china se cansó del Burger King”. Tres: Cuando le preguntaron a Rosana Cueva, periodista que en sus reportajes con música impactante donde se acostumbra usar resaltador en los documentos, sobre la vacuna de su hija dijo que “no sabía (que su hija se había vacunado)”. 


Mejor un chifita del Royal de nuestro amigo César Loo Cárdenas. Fuente: El Comercio

Ha pasado el tiempo y no se sabe ni la mitad de esta historia. El lote para los profesionales que experimentaban con la vacuna era de 3200 unidades, en la lista de 487 hubo algunos nombres repetidos y algunos casos de tres dosis (como los de Alejandro Aguinaga o Manuel Cedano Guadiamos que siendo médicos saben que lo normal son dos, ¿por qué tres dosis?). Así, debieron usarse aproximadamente unas 1000 vacunas según esta lista. 

Las otras 1200 dosis fueron internadas en la embajada de China en el Perú. ¿Cuál fue su destino? Nadie lo sabe hasta ahora porque los chinos no han liberado esa información. ¿Y las otras 1000 que faltan? Un misterio cuyo resultado más probable será una nueva lista de personajes que habrán conseguido esta vacuna de forma irregular. Lista que desconocemos pero que se presta a suspicacias de todo tipo.

Y nunca falta la miseria moral de los golpistas que ahora dicen que Vizcarra estuvo bien vacado, a pesar que no lo vacaron por el tema de las vacunas. Le echan barro con ventilador a quienes marchamos contra el golpe de estado que ejecutaron el 9 de noviembre y que le costó la vida a Inti y a Jack, intentando decir que marchamos por Vizcarra cuando fue por la democracia que ellos mataron el 9 de noviembre del año pasado. Y ya se repartieron las comisiones investigadoras del Congreso del Vacunagate (8), que pretenden ser usadas contra los enemigos políticos pero que hasta la publicación de estas líneas no ha logrado nada concreto aún.

Vizcarra es una decepción. Todos los que se hayan vacunado de espaldas al Perú, también. Los golpistas que se la quieran dar de vivos e indignados, igual. Tristemente es cierto eso de que el enemigo de un peruano es otro peruano.

Comparte este artículo

NO TE AHOGUES: SUMÉRGETE

Recibe el contenido más reciente de Laguna Negra directamente en tu bandeja de entrada registrándote aquí. Fácil, gratis, cero spam.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Patreon Logo

¿Te gusta lo que estás leyendo? Haz parte de nuestra comunidad de lectores Laguna Negra en Patreon y recibe contenidos adicionales, listas curadas y mucho más.

¡Quiero apoyar a Laguna Negra!

Te invitamos a leer: