Opinión

Quisiera que ese fuera tu color

Daniel Riomalo
Imágenes POR
Daniel Riomalo
2020-07-20

Estoy sentado de noche frente a un canal de Puerto Madero, antiguo puerto de Buenos Aires que quedó obsoleto en poco más de una década cuando los barcos aumentaron sus dimensiones. Poco a poco, sus dársenas devinieron en distrito gastronómico y paseo turístico. El horizonte está poblado de rascacielos construidos sobre terreno ganado al Río de la Plata, una mueca de delirio metropolitano cuyo fantasma acecha aún a los hijos de los hijos de aquellos que llegaron de Europa durante la primera mitad del siglo XX. Entre las luces de los penthouses hay una mole oscura que confundo unos segundos con la silueta de una montaña. Sorpresa en una ciudad tan lejana de los Andes.

—Pero vos sos de Colombia.

En el imaginario de muchos argentinos, Colombia es todo playa y pertenece a Centroamérica. Se extrañan que odie el verano, que no me guste el café. Los más atrevidos me hablan a modo de confidencia cómo los extranjeros vienen a delinquir, a engordar los tugurios. Algo verán en mi piel o mi voz para invitarme a ser parte de su país sin condiciones. ¿Qué puedo responder? Por unos segundos esa masa informe en medio de rascacielos me lleva de vuelta a mi barrio y sonrío. Pero no tiene el color ni las tramas intrincadas de los árboles que crecen: es un vulgar edificio en obra. Tan sólo quisiera que ese gris terrible y oscuro tuviera el color cerro que veía desde mi pieza en Bogotá.

Comparte este artículo

NO TE AHOGUES: SUMÉRGETE

Recibe el contenido más reciente de Laguna Negra directamente en tu bandeja de entrada registrándote aquí. Fácil, gratis, cero spam.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Patreon Logo

¿Te gusta lo que estás leyendo? Haz parte de nuestra comunidad de lectores Laguna Negra en Patreon y recibe contenidos adicionales, listas curadas y mucho más.

¡Quiero apoyar a Laguna Negra!

Te invitamos a leer: