Opinión

De las universidades a los Call Center

Diego Benitez
Imágenes POR
Marcia Díaz
2020-07-23

El día 17 de marzo de 2017, en una de mis poco frecuentes lecturas a los medios nacionales, me fue sorprendente encontrar un artículo de la revista Semana titulado: "Los colombianos estudian más de lo que los empleadores necesitan", señalando, con base en cifras de la Encuesta Integrada de Hogares del DANE y del Observatorio del Mercado de Trabajo y la Seguridad Social de la Universidad Externado de Colombia, que quienes optan por un título de posgrado están sobre-educados para la oferta de empleos en el país, generando un fenómeno de creciente "desajuste educativo", indicando que las opciones laborales de alguien con posgrado en el país son mínimas. Pero ¿qué tan conveniente es cursar sólo un pregrado?

Mis preocupaciones como estudiante de posgrado no se hicieron esperar. He tenido muchos problemas en la noble tarea de conseguir empleo, siendo apenas un profesional y, como si eso no fuera suficiente, me enteraba que estaba entrando en una sobrecalificación para los eventuales trabajos que pudiera llegar a conseguir en adelante, si es que no omitir el título me permite conseguir uno.

Curiosamente, desde el Ministerio de Educación Nacional se tiene la iniciativa de hacer de Colombia "la más educada" en el transcurso de los próximos años (2015 a 2025), buscando aumentar el acceso a la educación profesional. Se podría pensar, entonces, en un balance positivo dado que la situación indica que cada vez se cuenta con un mayor número de profesionales calificados dentro del país, pero a la vez se evidencia que la empresa e industria, que debería recibir a esos nuevos profesionales, no crece al mismo ritmo que el creciente número de mano de obra calificada.

Si bien no me puedo quejar por trabajo, no pasa lo mismo con muchos de mis compañeros de carrera. Las alternativas laborales cada vez parecen menores para las personas con título universitario y el fenómeno del emprendimiento -como fomento ilusorio de crecimiento laboral nacional- no parece contemplar las diferentes dimensiones del problema. No todos los profesionales son máquinas generadoras de empresa ni el sector puede acaparar de manera eficiente a todos los posibles emprendedores con sus ideas, tratando de llenar un mercado con ideas para las que el público no está preparado.

Para empeorar el panorama, muchos estudiantes, seducidos por la idea de estudiar para tener mejores condiciones de vida a futuro, empeñaron desde el inicio de sus carreras sus futuros monetarios con entidades financieras para aliviar sus gastos y lograr el título, encontrando que sus carreras no son lo que esperaban en el ámbito laboral, si es que logran tener cabida en el mismo, sin contar con las cuotas de un préstamo que se tienen que pagar y no dan espera.

"Importante compañía necesita profesional con más de 5 años de experiencia después de obtenido el título"

De manera paradójica, la línea de atención al cliente ha crecido a la par con los servicios profesionales en el país, principalmente en ciudades capitales con amplia oferta universitaria. Esta industria se ha venido posicionando como un sector atractivo para un primer empleo de los futuros profesionales, ofreciendo horarios relativamente flexibles y logrando suplir algunas de las necesidades económicas propias de un universitario mientras que adelanta su carrera. Los estudiantes universitarios cuentan con las competencias deseables para la industria del "Call Center", teniendo un buen dominio del lenguaje y contando con uno o dos idiomas adicionales en algunos casos.

Mientras Colombia se posiciona como un país atractivo para tercerizar servicios de atención al cliente, las demás industrias parecen no seguir el mismo ritmo, incluso parecen entrar en un declive, donde las condiciones del país no son las adecuadas para mantener las condiciones de funcionamiento. La inestabilidad de la industria en el país, su desbalanceado crecimiento e incapacidad de absorber la nueva mano de obra calificada generan problemas de base que impiden la incorporación de los profesionales en el mercado laboral, llevando a un aumento en los índices de desempleo.

Conseguir trabajo en el área de estudios es cada vez menos frecuente.  Las ofertas no se ajustan a la realidad de los recién graduados, cada vez se pide más experiencia laboral, más preparación, certificaciones, más títulos, siendo la salida de la Universidad insuficiente para suplir los requisitos del mercado, sin contar, irónicamente, con el problema de caer en la sobrecalificación. Entonces, parece que el programa de "Colombia, la más educada" es una trampa sin salida donde se juega con los sueños de nuevas generaciones, la ilusión de tener mejores trabajos y más remunerados, pero, las exigencias de los mismos no corresponden a lo estudiado. No todas las profesiones tienen cabida en la industria actual, las deudas contraídas para lograr el sueño de ser profesional siguen hasta ahogar financieramente a quienes las contraen y no hay una forma eficiente para combatir el pobre nivel de captación laboral.

Con un decrecimiento en inversión para Ciencia y Tecnología, retiro de industrias extranjeras en el país, aumento de los impuestos y otros factores que pueden afectar el crecimiento económico de la nación, la situación laboral de los nuevos profesionales está cada vez más entre dicho. Con los Call Center, como parte de la única industria en crecimiento que requiere de un gran número de empleados. Las opciones se decantan en no abandonar ese trabajo de estudiante, aliviar las deudas contraídas, ganar para vivir y no detenerse a pensar si eso era lo que se quería o no, si la frustración laboral hace parte del día a día, o si de verdad pasaría lo mismo en lugar de haber estudiado otra carrera, pero con la motivación de ganar, en ocasiones, más de lo que gana un profesional ejerciendo su labor.

Mientras esas preguntas siguen, tras la pantalla de un computador y con una diadema puesta hay un número creciente de profesionales, con diplomas de todo tipo, atendiendo llamadas extranjeras mientras repiten incesantemente el mismo saludo "Thank you for calling ..., My name is Phillip, How can I help you?"

Comparte este artículo

NO TE AHOGUES: SUMÉRGETE

Recibe el contenido más reciente de Laguna Negra directamente en tu bandeja de entrada registrándote aquí. Fácil, gratis, cero spam.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Patreon Logo

¿Te gusta lo que estás leyendo? Haz parte de nuestra comunidad de lectores Laguna Negra en Patreon y recibe contenidos adicionales, listas curadas y mucho más.

¡Quiero apoyar a Laguna Negra!

Te invitamos a leer: